Don Luis Cuartero fue un sacerdote entregado a su tarea y un gran amigo de los misioneros. Cada vez que volvía a Zaragoza desde Malawi (Africa) me encontraba a gusto con él y me acogía como a un hermano en su casa. Luis fue mi mejor amigo sacerdote de la Archidiócesis Deja un gran vacío.

Los misioneros zaragozanos hemos perdido un gran amigo y hermano sacerdote. Sal a nuestro encuentro cuando lleguemos a la casa del Padre.

Descanse en PAZ

Julio Feliu Misionero zaragozano en Malawi