Lo primero un saludo para todos del Presidente y Junta de la Asociación.

Sin apenas darnos cuenta, otro año se nos ha ido con muchas de las cosas que queríamos hacer todavía en la carpeta de los temas pendientes, pero algunas si que hemos hecho y casi vencido el año, os queremos hacer partícipes de ellas.

Así esta siendo este 2019… Nuestra Asociación, como la vida, tiene sus momentos álgidos y de desánimo, pero en conjunto, procuramos ver el vaso medio lleno y seguir trabajando para llevar la ayuda que está en nuestras manos a los lugares que en estos momentos centran nuestra atención: Malawi, Guatemala y Etiopía…

Por poco que nos parezca, siempre es reconfortante ver cómo se consiguen satisfacer bastantes necesidades y cómo salen adelante los niños y jóvenes a los que se les ayuda.

Lo habréis visto escrito otras ocasiones: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”… Esto es justamente lo que intentamos desde Wawitai.

Desde Chiinsapo, Julio Feliú nos tiene al tanto de cómo los jóvenes sacan sus estudios y consiguen trabajos para ganarse la vida, en Malawi. Cómo los niños de la guardería se alimentan y están alegres y contentos. Las madres consiguen sacar adelante su familia, a pesar de las muchas dificultades y desdichas personales, que la enfermedad y las penurias que da la vida, en un país como este.

Recientemente nos pidió ayuda para la compra de una bomba necesaria para sacar agua del pozo. La anterior se había hundido e inutilizado. Conseguimos que la Delegación de Misiones de la Diócesis de Zaragoza se lo subvencionara con 3.000 €, y nosotros completamos la cifra hasta completar el coste del trabajo.

Por la doctora Carmen Ferrer de la asociación hermana Malawi-Salud, sabemos que siguen trabajando denodadamente para llevar ayuda al Hospital Central de Lilonwe. El personal del equipo médicos ya ha comenzado a viajar a primeros de noviembre. Se irán turnando en periodos de dos meses hasta cubrir ocho meses de trabajo.

Este año se han propuesto acondicionar un centro de salud en Chinsapo, como complemento a la actividad sanitaria que desarrollan en la zona. De esa manera conseguirán una atención temprana, antes de que lleguen al hospital los niños en situación desesperada.

Hemos presentado al ayuntamiento de Zaragoza un proyecto con la intención de conseguir su ayuda para el centro de sa… No hay respuesta de momento, pero quien sabe…

Carmen nos cuenta una situación impactante por la falta de respiradores en el hospital. Podéis leer su escrito más adelante… La situación es similar en Guatemala y Etiopía, con los matices propios de cada país.

Desde Guatemala nos envían unas bonitas fotos del comedor y de las clases de apoyo, donde se ve las actividades que allí desarrollan las mujeres del ISCEC. Ellas nos dan las gracias por nuestra colaboración, y nos dicen que de esta manera pueden llegar a mucha gente necesitada. Este año aportamos 2.500 € para compra de alimentos de los niños.

María Taboada, desde Abobo en Etiopia nos informa que con la ayuda enviada se ha conseguido acondicionar varias chabolas con cubierta de chapa, de manera que los jóvenes que reciben ayuda en la misión, al menos, tengan un hogar más confortable, procurando que además de la ayuda en alimento y estudios a chicos y chicas de la zona, sus casas reunan unas condiciones mínimas higiénicas. En este proyecto también hemos colaborado con 2.500 €.

Sobre Bolivia, supimos que Sara Romero ya no estaba al frente de la guardería, pero que seguía colaborando aunque había viajado a España. El último correo de Mirtha sin embargo de hace unos días nos cuenta que siguen adelante sorteando necesidades y que Sara ha vuelo y está trabajando con los niños.

También destacar que la situación ha mejorado tímidamente en La Paz. Algunos padres ya colaboran. Tambien el gobierno y otra asociación alemana… Parece ser que ya no precisan de tanta ayuda por el momento. O al menos no nos la piden.

Como cosa interna, comunicaros que, siguiendo con la política de reducir gastos innecesarios, hemos eliminado el teléfono fijo y solo mantenemos el móvil, (626 30 10 94) que, gracias a un asociado, que asume el coste de este, no nos supone gasto alguno. Esto se verá reflejado en la eliminación de gastos de teléfono en el próximo año.

Seguimos en la oficina de la Plaza del Pilar, mientras el Cabildo nos lo permita, y por ello desde aquí les damos las gracias. *(Actualización 2020: el domicilio ha pasado a la Parroquia de Valdefierro)

En este año 172 asociados hemos pagado una cuota y unos cuantos más son simpatizantes que, aunque no pueden pagarla mantienen contacto con la asociación.

Y como conclusión de este año queremos desearos de todo corazón una FELIZ NAVIDAD, que llenemos el mundo de detalles, que nos regalemos sonrisas, que salgamos al encuentro del otro, que adivinemos lo que otros necesitan, que llenemos la vida de fiesta y de amor, que pintemos el mundo de ternura y de color esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *